Mientras más feliz eres, menos te metes en la vida de los demás

0
261

Las personas que son felices se divierten y fluyen con la vida porque saben que sólo se vive una sola vez y que hay que sacarle el máximo provecho. Esa es la única clave para ser feliz: Disfrutar.

Muchas personas aparentan estar felices, pero eso va más allá. Es imposible estar siempre riendo. La felicidad es experimentar todos los estados de ánimo y saber recuperarse de las situaciones adversas. Una buena actitud podrá sacarnos de casi todos los problemas, esas son las ganas de vivir.

Las personas que son felices no tienen tiempo de meterse en la vida de los demás: viven y dejan vivir. Al saber que el tiempo es lo más valioso que tenemos debemos aprovecharlo y disfrutarlo.

Una persona feliz tiene cuatro frases que la ayudan a seguir siéndolo siempre:

  • A pesar de la tristeza, voy a continuar…
  • Voy a seguir, a pesar de mis problemas
  • Esto es mi responsabilidad, me hago fuerte y continúo
  • Me duele en el alma haber perdido a mis padres, pero es por ello que tengo que ser fuerte y continuar

Las personas felices saben que tienen que seguir su camino y en medida de lo posible apoyar a quienes se encuentren en la vida. Una personas feliz sabe convivir con ella misma porque es libre. La libertad es la mayor sensación de felicidad.

Algunas ideas para empezar a ser feliz

  1. Comienza a soltar todo aquello que no te hace bien: recuerdos, emociones y sensaciones.
  2. Respeta las decisiones de los otros: se más tolerante.
  3. Nunca juzgues a otros: no sabes por lo que están pasando.
  4. Desea el bien y actúa de manera acorde a tus sueños.
  5. Una mente fuerte es aquella que piensa de manera positiva y actúa en consecuencia.
  6. Si puedes, ayuda.
  7. No se trata de ser el número uno, hay que hacer lo que realmente te llena.

Agradece

Siempre, pero siempre toma un tiempo para agradecer las cosas que sucedieron en tu día. El agradecimiento es la sensación más poderosa y sanadora para dejar ir las emociones negativas y concentrarte en lo que de verdad importa.

Si deseas ser una persona libre y feliz: vive y deja vivir. Agradecer es la mejor forma de reconocer que fue un buen día y que estás listo para lo que viene. Además al saber todo lo bueno que viviste, careces de motivos para meterte en la vida de los demás.