6 Señales de que tu cuerpo está produciendo un exceso de mucosidad y cómo detenerlo

0
123
6 Señales de que tu cuerpo está produciendo un exceso de mucosidad y cómo detenerlo

Todos tenemos mucosidad y, según los estudios, es muy importante para nuestros cuerpos porque actúa como una barrera para las partículas dañinas, contiene enzimas y proteínas que ayudan a deshacerse de las cosas en el aire que lo enferman. Pero a veces, con la tos podemos encontrar que el moco es amarillo o verde, lo que podría hacer que nuestro cuerpo produzca demasiado, indicando que hay un problema.

En webnhanh.us , hemos decidido estudiar los signos de la mucosidad y las formas de tratar este problema.

¿Por qué nuestro cuerpo produce un exceso de mucosidad?

Nuestros cuerpos producen moco todo el tempo y, si empiezas sentir malestar, es probable que suceda porque el moco ha cambiado su consistencia. Puede volverse más grueso y pegajoso, además de comenzar a tener un efecto negativo en ti. Las razones de esto podrían ser alergias, una irritación de la nariz, de la garganta o de los pulmones: fumar tabaco o condiciones digestivas.

Normalmente, las personas con alergias tienen este tipo de problemas. Las alergias provocan que tu cuerpo exprima la histamina, que es lo que causa la picazón y el estornudo. Tu nariz comienza a correr después de producir este líquido de las membranas mucosas.

Pero puede haber otra razón seria. El moco es parte de la función inmunológica nativa del pulmón, pero debes prestar atención porque una hipersecreción y una tos incesante son los signos de la bronquitis crónica.

Signos de exceso de moco

A primera vista, este problema puede parecer inofensivo, pero cuando tus senos nasales están bloqueados, causa mucha incomodidad. ¿Cómo puedes saber si tienes exceso de mucosidad? Hay algunas señales y síntomas que son específicos de esta enfermedad.

  1. Nariz que gotea
  2. Dolor de garganta
  3. Tos
  4. Dolor de cabeza por sinusitis
  5. Congestión nasal
  6. Estornudos

Remedios y formas de deshacerse del exceso de moco

Puedes ayudarte a ti mismo a través de los alimentos que consumes, de tus hábitos generales y haciendo cambios en tu estilo de vida. Estos remedios y formas son buenos no solo para reducir el problema, sino también para ayudarte a mantener tu salud en general.

1. Bebe muchos líquidos

Cuanto más liquido bebes, más se diluye la mucosa. Es muy importante para las personas con alergias. La primera regla es mantenerse hidratado. Bebe más agua, pero no jugos ni limonadas. Esto ayudará a deshacerse de la mucosidad y limpiará tu cuerpo en general.

2. Mantener el aire húmedo

Esta regla sigue a la primera. El aire seco irrita la nariz y la hace que gotee. ¿Has notado que las personas con alergias comienzan a estornudar más si el aire no es lo suficientemente húmedo? Consigue un humidificador y úsalo cada noche. También puedes agregar algunos aceites esenciales al humidificador para obtener un buen aroma y mejores resultados.

3. Hacer gárgaras con agua salada

Ayudará a tu garganta y la hará menos irritada. Simplemente pon 1 cucharada de sal en un vaso de agua tibia y haz gárgaras varias veces al día

4. Sonarse la nariz

Suena tu nariz y no tragues el moco. Hazlo con cuidado para no dañar las capas mucosas. Al hacer este procedimiento, puedes ayudarte con una mejor higiene bucal y como resultado, prevenir problemas dentales.

5. Utiliza eucalipto

Puedes aplicar eucalipto en tu pecho o beber agua con unas gotas de aceite esencial, o tomar un baño caliente con eucalipto. Este remedio tiene propiedades antibacterianas, ayuda contra resfriados y problemas respiratorios, actúa al cuidado dental y también puede servir como repelente de insectos.

6. Seguir una dieta

No significa que ahora estés en una dieta extrema y no quede nada para comer. Para reducir la mucosidad puedes incluir en tu ración diaria productos como:

  • Salmón, atún, platija y sardinas
  • Calabaza, piña, manzana, limón, pepino, jengibre, cebolla, y ajo
  • Té de manzanilla y té descafeinado
  • Aceite de oliva

7. Hacer una envoltura de miel para combatir la mucosidad del pecho

6 Señales de que tu cuerpo está produciendo un exceso de mucosidad y cómo detenerlo

Para la envoltura, tendrás que mezclar un poco de harina con miel para que la mezcla no se pegue en tus manos. Anadir un poco de aceite de oliva y enrollarlo en un poco de harina nuevamente. Toma una servilleta y envuélvela en una gasa. Con la ayuda de cinta adhesiva, pégala al pecho o a la espalda. Puedes dejarlo toda la noche, si lo aplicas a los niños, deja que la envoltura haga su efecto de 2 a 3 horas antes de dormir.

8. Hacer una bebida con bicarbonato de sodio y miel

Este es un buen remedio casero para aquellos que tienen gripa y para aquellos que necesitan deshacerse del exceso de mucosidad en los pulmones.

Necesitas 1 cucharada de miel, 1/2 cucharada de bicarbonato de sodio, 2 o 3 gotas de jugo de limón y un vaso de agua tibia. Mezcla todos los ingredientes en un vaso dejando que se disuelva el bicarbonato de sodio. Ahora puedes tomarte la bebida.

Hazlo regularmente para limpiar tus pulmones y ayudarte a dejar de toser.

¿Conoces alguna otra forma efectiva de tratar este problema? Escribe un comentario a continuación sobre cómo luchar contra esta afección.